Menu

Prèvia Bang Your Head 2016

Bang Your Head 2016S'acosta l'estiu, i això vol dir per tot amant a al música en directe festivals. De tots els estils, per tots els gustos i en mil indrets. L'oferta, no ja tant sols pel que fa al heavy metal si no a tota mena d'estils, s'ha multiplicat d'una manera vertiginosa any rere any. L'escena del rock dur i metall no ha estat pas l'excepció. Des de les grans cites consolidades i referents a les que s'intenten obrir pas a les iniciatives de petits promotors, aventurers amb ganes de gresca o associacions d'amics que volen liar-la a la seva localitat. Tot i s'hi val i tot és benvingut.

Amb aquest reportatge volem iniciar tot una sèrie d'articles dedicats a algunes de les cites més destacades del panorama europeu per anar fent boca, donar a conèixer la seva història i el que ens ofereixen per l'edició del 2016. No seran tots, ni tant sols la majoria dels més enormes, són ja tants que des de la nostra posició humil resulta impossible de cobrir tot plegat, però si els que anem a assistir o que considerem rellevants per algun aspecte. El nostre company Victor M.Lera ens porta la seva visió del Bang Your Head per Simfonia Metàl·lica. Ha estat escrit en llengua castellana i no em volgut tocar ni una coma per no alterar el més mínim el sentit de les seves paraules.

"Si el cielo existe, se llama Bang Your Head!!!" Así de rotunda sonó la afirmación en una noche de cervezas y metal con un amigo también fanático de este festival alemán. Y es que cada uno tiene sus fetiches. Cada festival tiene sus peculiaridades, sus partes buenas y menos buenas, te llames Wacken Open Air, Rock Fest Barcelona o Headbangers Open Air, pero al final lo que te convence para ir son los gustos personales, y en ese sentido, en mi caso, Bang Your Head!!! gana por goleada, por lo que este verano lo visitaré por novena vez.

Cada verano en la ciudad de Balingen, situada al sur de Stuttgart (estado federado de Baden-Wurtemberg),  se celebra este festival que nació con un formato diferente en 1996, y que desde 1999 tiene lugar en el recinto Messegelände. Como buen festival alemán, el buen hacer es la tónica habitual del festival, desde la composición de los carteles, hasta el mantenimiento del recinto durante las jornadas del festival. Y es que el tener cuidado hasta el último detalle, el facilitar la comodidad a los asistentes, el tratar de superarse cada año manteniendo un precio de entrada bajo y un recinto limitado de personas, es muy complicado, por lo que desde la perspectiva del espectador es de agradecer el interés que tiene la organización del mismo en seguir luchando para ofrecer lo mejor que está en sus manos en cada edición.

En mi caso, he podido visitar el festival desde el año 2007, y desde entonces ha tenido algunos cambios en su formato, siempre a mejor para el visitante. El principal, surgido el año pasado, es el disfrutar de una jornada más de música, añadida con motivo de la vigésima edición, por lo que junto a la fiesta previa, se traduce en cuatro jornadas de buen Heavy Metal. Otro de los cambios surgidos estos últimos años ha sido la incorporación de un segundo escenario, dentro del recinto cerrado situado dentro del Messegelände de Balingen. De esta forma, el número de bandas se incrementó en 3-4 por día, sin coste para el asistente, cosa que también es de agradecer. Cierto es que como en los festivales multiescenario, los horarios coinciden, pero la organización, con buen ojo, trata de poner en el mismo horario bandas de corte diferente, en función de los diferentes gustos que pueda tener el público.

Centrándome en el día a día del festival, el acondicionamiento del festival es perfecto: tiene la infraestructura de cualquier festival grande, pero no tiene un número desbordado de asistentes, por lo que la comodidad siempre es la tónica general del festival.  Sus zonas de descanso, los numerosos puestos de comida y bebida, los también numerosos baños o la facilidad para moverte a lo largo y ancho del recinto son otros aspectos positivos a tener en cuenta. Además, el festival también cuenta con Metal Markt y con un buen número de puestos de merchandising dentro del recinto, además del puesto oficial, este último, siempre repleto de productos del festival y decenas de camisetas de las bandas que forman parte del mismo.

Otro de los aspectos que siempre me ha enamorado del festival es la amabilidad de los trabajadores del mismo: desde la seguridad en la entrada hasta los camareros siempre tienen un trato excelente con el público, por lo que aún agranda más la comodidad en el festival.
Y después de todo esto, te preguntarás: y qué ocurre con el aspecto musical, que siempre es lo más importante en un festival de Heavy Metal? Pues que en mi caso junta la perfección absoluta, desde lo más grande hasta lo “más  pequeño”, dando cabida a todo tipo de bandas y estilos, conservando un corte clásico.

Twisted SisterLa historia del festival puede consultarse en su página web, pero a modo de resumen, contaré las ediciones en la que he tenido oportunidad de asistir.

En 2007 pude pisar el festival por primera vez. Cierto era que apenas era mi segundo festival fuera de la península ibérica, pero tal y como lo vi me enamoré de él. Ese año encabezaban el festival Heaven and Hell y los teutones Edguy. Ese es otro punto que me gusta mucho del festival: los cabezas de cartel pueden ser bandas en plena ebullición y no solo clásicos de los 70 y 80. Además, se contaba con la presencia de Hammerfall como invitados especiales, que recuerdo hicieron un concierto brillante. Pero en la variedad está el gusto, y bandas como Thunder, Evergrey, Nazareth, Brainstorm, Praying Mantis, Finntroll, Lethal, Girlschool, Powermad o los suecos Wolf hicieron las delicias de los asistentes, poniendo el broche de oro la mágica voz de Ronnie James Dio la noche del viernes con Heaven and Hell.

En 2008 se produjo uno de mis momentos favoritos que he vivido en el festival, y posiblemente, el mejor concierto que he vivido en mi vida: Operation: Balingen. Y es que con ese juego de palabras se presentaba Queensrÿche para ofrecer un concierto de casi 3 horas de duración interpretando al completo sus álbumes Operation Mindcrime, más una continuación con clásicos como Jet City Woman, Empire o Take Hold of the Flame. Pero no estaban solos, estaban rodeados de un cartel de grandes nombres que además, se dio la circunstancia, de hacer grandes conciertos casi todos ellos: Saxon, Grave Digger, Iced Earth, Rage, Tankard, Lizzy Borden, Forbidden, Agent Steel o Breaker. El final fue por todo lo alto con la actuación de Judas Priest que, a pesar de no ser la más afortunada por parte de los británicos, sí hizo que la gente disfrutara de lo lindo.

En 2009 Blind Guardian y Journey eran los grandes nombres del cartel, acompañados de gente como WASP, el incombustible UDO, la magia de Y&T, y como siempre, una serie  de bandas no habituales en festivales, que siempre marcan la diferencia de este festival con otros: los americanos Warrior, Läaz Rockit, Voivod, Ross the Boss, Driver o Cloven Hoof.

En 2010, Twisted Sister y Hammerfall encabezaban el festival. En mi caso, lo recuerdo como uno de los mejores, sin desmerecer al resto. Pero es que los nombres que formaban parte del cartel, más el nivel demostrado por los mismos, hicieron una de las ediciones más grandes que recuerdo. Además, el festival se celebró apenas dos meses después de la muerte de Ronnie James Dio, por lo que casi todas las bandas hicieron un tema de la trayectoria del mismo, creando una atmósfera y una magia en el ambiente que dudo se pueda volver a repetir en algún otro sitio. Algo único e irrepetible. Krokus, Nevermore, Jon Oliva’s Pain, Fates Warning, Loudness, Anvil, Hades, The Quireboys, Treat, Dew Scented, Savage Grace o The New Black fueron algunos de los nombres que formaron un cartel espectacular y que pudo honrar la memoria de Ronnie de una forma fantástica.

El siguiente año, 2011, lo recuerdo como un año perfecto en lo musical. Puede que el cartel no sea el favorito de mucha gente, pero en la interpretación fue de matrícula de honor. Recuerdo el viaje de vuelta comentando lo mejor, y es que salió todo a la perfección. Slayer y Accept era los cabezas de un cartel que formaban nombres como Helloweeen, Lordi, Pretty Maids, Overkill, Death Angel, Crimson Glory. D-A-D, Desaster, Psychotic Waltz, Stormwarrior o Crystal Viper.
La edición de 2012 no pude visitarla, por circunstancias personales, pero prometí regresar en 2013, y así fue. Un cartel que encabezan Accept y Saxon, con todo el montaje de las mejores ocasiones, y que completaban bandas de la talla de Iced Earth, Lordi, At the Gates, Thunder, Sanctuary, H.e.a.t, Hell, Morgana Lefay, Angel Witch, Crazy Lixx o Alpha Tiger.

Slayer2014 fue el año en el que Axel Rudi Pell hizo un concierto especial de casi 3 horas, con numerosos invitados de lujo, y que dio oportunidad de repasar toda su carrera musical desde su época de Steeler. Sin duda, otro de esos momentos especiales que solo se viven en Balingen cada verano. Twisted Sister y Europe hicieron las labores de doble cabeza de cartel el sábado, para cerrar otra edición fantástica, con nombres como Michael Schenker, Stryper, Sebastian Bach, Unisonic, Exodus, Riot V, Rob Rock, Omen, The Exalted Piledriver, Warlord, Mad Max, Atlantean Kodex o Hirax.
Para el vigésimo aniversario prometieron montar una edición muy gorda, y así fue. Sabaton, Kreator y Accept fueron los nombres destacados, sin desmerecer al resto, que formaban una especie de lo mejor de las 19 ediciones anteriores al festival, con algunas sorpresas. Dream Theater, Flotsam and Jetsam, Grand Magus, WASP, Y&T, Morgana Lefay, Refuge, Loudness, Portrait, Tygers of Pan Tang o Exumer fueron algunos de los nombres que formaron parte de la celebración de los 20 años del festival.

¿Y qué tenemos para este año? Pues solo con el Warm Up Show el festival ya dice mucho de la liga en la que juega. Un concierto de calentamiento en el que cinco bandas de primer nivel harán las delicias de los presentes en el Volksbankmesse. Para abrir fuego están Nitrogods. La banda en la que milita el ex guitarrista de Primal Fear Henny Wolter, podrá resarcirse con el público tras el problema de última hora que les impidió actuar en el Warm Up Show de la pasada edición. Los norteamericanos Pro-Pain harán su debut en Balingen, mientras que además, podremos disfrutar de la nueva formación que acompaña a Peavy Wagner en sus Rage. Como guinda del pastel, conciertos completos de Overkill y Sodom… ¿se puede hacer mejor fiesta de presentación? Es muy difícil…

Para el festival, como cada año, se ha formado un cartel variado, si bien es cierto que este año es posible que haya más bandas de la línea “dura”. Los amigos de los sonidos más melódicos también tienen su trozo de pastel: solamente la primera jornada Dare o la reunión de Voodoo X harán las delicias de los asistentes. La primera jornada será encabezada por Slayer que, una vez más, no dejarán títere con cabeza. Carcass debutan en el festival, Candlemass ya son conocidos pero no habituales, Dragonforce pondrán la velocidad extrema, The Dead Daisies el toque festivo, Battle Beast la energía joven, Babylon AD la gran curiosidad, Leatherwolf unos clásicos del Metal americano, y para abrir, una muy buena banda joven alemana como son Stallion y que he tenido dos oportunidades de verles anteriormente.

El viernes es cuando Twisted Sister formarán la fiesta padre, acompañados de gente como Testament que siempre cumplen, Annihilator y su segunda juventud, la reunión de Metal Church, Impelliteri, Manilla Road, Night Demon, Satan, Nazareth o los death metaleros suecos Grave.
Para cerrar el festival, el sábado tenemos la única actuación en Europa de Iced Earth, a UDO bajo el nombre de Dirkschneider repasando su gloriosa época de Accept, la joya de Uriah Heep, Grave Digger que siempre hacen grandísimos conciertos, las macarras Girlschool,  Tyketto tocando Don’t come easy o los británicos Threshold.

Como veis, un cartel variado y para todos los gustos, que unido a una atmósfera única y una infraestructura de primer nivel dejan claro que si el cielo existe, se llama Bang Your Head!!!
Información:
Web: http://bang-your-head.de/
Redes sociales:
https://es-es.facebook.com/bangyourheadfestival/
https://twitter.com/bangyourhead

Llegada: el aeropuerto más cercano es Stuttgart, pero también se puede ir desde Frankfurt. En tren, hay una estación en el centro de Balingen (Würt) y otra pegada al festival (Balingen Süd). Si vas en coche, el acceso también es rápido y fácil desde Stuttgart, además de disponer de un gran aparcamiento en el festival y zonas aledañas.
Camping: existen varios. En la página web del festival tienes información de los mismos.

 

 

Accés